En todo proceso empresarial, aprovechar las herramientas tecnológicas para recopilar información sobre los hábitos de compra del cliente, se ha vuelto esencial para determinar el éxito de un negocio.

La Inteligencia de Clientes lo hace posible, pues este proceso busca reunir y analizar información de los consumidores, sus detalles

 

y actividades con el fin de entender sus comportamientos, construir una relación más efectiva y así mejorar la toma de decisiones en los procesos de venta y marketing.

Entre muchas otras cosas, lo que se busca es no solo entender al consumidor para que el producto o servicio se ajuste a sus necesidades, sino que independientemente de la industria, sus datos ayuden a las empresas a llegar a su público objetivo.

El auge de las plataformas modernas de inteligencia de negocios y analítica ha hecho posible el acceso a los datos, la interactividad, el análisis, el descubrimiento y el intercambio de información. Blacksmith Research hace posible llegar a la Inteligencia de Clientes a través de tres componentes:

  1. Análisis de patrones de consumo de los clientes

Le permite a una compañía tener una relación más inteligente con sus clientes, trabajar para mejorar su experiencia y así brindarles un mejor servicio a través del comportamiento transaccional. Se trata de entender, a partir de este modelo, qué hay detrás de cada uno de los datos que suministra el comprador y sus hábitos de consumo, por ejemplo: la marca del producto,  la hora o el día en que se hizo la compra, cada cuánto la hace, su gasto en promedio, etc.

De acuerdo con Juan Carlos Ochoa, Director General de Blacksmith Research, para que las compañías puedan identificar y atraer a los clientes potenciales es necesario generar mensajes adecuados que se adapten a sus necesidades y características particulares. Solo así el consumidor se sentirá valorado por la empresa y lo fidelizará, por lo que la compañía tendrá mayor visibilidad e incremento en ventas.

  1. Segmentación avanzada de clientes

Consiste en utilizar algoritmos avanzados para segmentar los clientes desde una perspectiva más integral y así conectar los productos y servicios de la compañía acorde a los gustos y necesidades de los clientes. “Se crean datos significativos todos los días, incluyendo información sobre los hábitos de los consumidores, sus preferencias de gasto y mucho más. Es ahí donde empezamos a generar sugerencias de acuerdo con su categoría y capacidad de compra”, asegura Ochoa.

Aunque se debe ir mucho más allá del proceso de segmentarlos y clasificarlos por variables sociodemográficas como: el género, el estrato social, la ciudad donde vive, su situación profesional y edad, se debe evitar cruzar la línea del intrusismo y generar un efecto contrario al que se quiere conseguir.

Aliados con la transformación digital, Blacksmith Research pone sobre la mesa las iniciativas estratégicas para crear una vista integral que permita a los equipos analizar sus propios datos, encontrar eficiencias, tomar mejores decisiones y estar preparados para cualquier cambio en el estilo de vida del consumidor.

También, se busca agregarle valor a cualquier proceso empresarial y aprovechar al máximo las inversiones de datos por medio de dos factores:

  1. Upsell o incremento en las ventas: que permite ayudar al consumidor a aumentar su nivel de compra.
  2. Cross-Sell o venta cruzada: que ayuda a entender los patrones de consumo y analizar el potencial de compra de otros productos que pueden estar en la mira de los clientes.
  3. Motor de recomendaciones: campañas automatizadas basadas en los patrones de comportamiento de los clientes

Es lo que también llaman marketing personalizado y “marketing intelligence” y a partir de la combinación de los dos primeros componentes: los patrones de consumo y la segmentación avanzada, incorpora algoritmos de analítica avanzada, normalmente conocidos en el mundo del “Machine Learning” los cuales procesan y analizan toda la información recopilada y segmentada para lanzar recomendaciones o promociones personalizadas de los productos que al cliente le pueden interesar. Este proceso se realiza en tiempo real y a distancia, a través de las diferentes plataformas digitales de contacto.

Resulta primordial saber ejecutar el marketing personalizado y ajustarlo al tipo de cliente que se quiere alcanzar. Una de las capacidades de Blacksmith Research son sus modelos de integración, consolidación y procesamiento de datos para detectar patrones de consumo, segmentar los clientes y ejecutar el motor de recomendaciones en una plataforma avanzada. Por eso, se trabaja permanentemente para que los algoritmos se reentrenen constantemente, se aprenda más sobre el consumidor y se le recomienden otras cosas para incrementar sus niveles de upsell y cross-sell.

Para Juan Ochoa “estas operaciones son dinámicas y nos permiten ayudar a las compañías a migrar a modelos de marketing inteligente y personalizado, con el fin de aumentar sus ventas, democratizar estas tecnologías avanzadas y promover la transformación digital”. Aunque estas soluciones están pensadas y preparadas para hacerse en tiempo real, deben ajustarse a la realidad de cada negocio y en función de ser una herramienta que le ayude al cliente a tomar buenas decisiones de compra sin volverse invasivo o intrusivo y saturarlo de información.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *