Con la llegada de la industria 4.0 y las nuevas tecnologías, las empresas han reducido sus barreras para poder optimizar sus negocios, incrementar sus ingresos, mejorar procesos y estrategias que los lleven a ser más competitivos en el mercado.

Es por eso que, la expansión del comercio electrónico es una realidad; las interacciones con los usuarios se transformaron y las decisiones de adquirir un producto se han ampliado con múltiples opciones, pues ahora una persona tiene más herramientas para escoger, comparar y conocer un producto o servicio.

La importancia de implementar una estrategia omnicanal como valor agregado en una empresa resulta imprescindible, ya que su funcionamiento contribuirá a acercar y fidelizar a los clientes, así como permitirles que interactúen en un canal u otro usando diferentes tecnologías y de esa manera llegar a mercados más amplios.

En pocas palabras, su objetivo, más allá de tener un contacto permanente con el consumidor, es mejorar su experiencia, conocer sus preferencias y guiarlo en su proceso de compra.

Para Juan Carlos Ochoa, Director de Blacksmith Research, la empresa realiza un modelo personalizado de integración y consolidación de información que se maneja de forma segura y confiable. A través de una plataforma tecnológica de recolección y análisis de datos, se pueden descubrir los patrones de compra en ese entorno omnicanal y generar recomendaciones personalizadas para que los clientes tengan una mejor experiencia de compra tanto en canales físicos como virtuales. “Esto nos permite adaptarnos a las expectativas del usuario y acompañarlo de inicio a fin en el proceso de decisión y compra. Esto se logra gracias a la integración de toda la data transaccional, data de contexto externa y de diferentes sistemas que los clientes poseen como sus plataformas de CRM, entre otras” asegura.

Pongamos como ejemplo que una mujer de mediana edad quiere cambiar sus hábitos de vida y empieza a hacer deporte en casa. Así que busca en internet o en puntos de venta físicos accesorios deportivos, encuentra muchas opiniones y recomendaciones que comenzarán a influir en su decisión sobre qué elementos comprar y cuales le pueden servir.

Tiempo después, el mismo usuario recibe un mensaje por cualquiera de las plataformas con ofertas relacionadas a los productos deportivos que compró. Es así como opera esta estrategia de recomendaciones y posibilidades.

Es preciso destacar que los canales de compra están integrados por las siguientes plataformas:

  • Redes sociales
  • Páginas web
  • Puntos de venta
  • Apps
  • Marketplaces, entre otros.

 

Retos y expectativas

El desafío para una empresa no puede ser otro que el de estar presente en cada una de las fases del proceso y adaptar todo a cada estrategia negocio para no generar el efecto contario y volverse invasivo con el cliente ni saturarlo con tanta información.

De acuerdo con Juan Carlos Ochoa, estas soluciones están pensadas y preparadas para ejecutarse en tiempo real, ajustándose al contexto de cada negocio y en función de ser una herramienta que le ayude al usuario a tomar buenas decisiones de compra.

Un plus con el que cuenta Blacksmith Research es que los algoritmos se reentrenan para saber lo que le gusta al consumidor y lo que no, aprender más sobre él y saber qué se le puede recomendar. Estas operaciones son dinámicas y se retroalimentan para entender los patrones de consumo.

En Blacksmith Research se busca democratizar estas tecnologías avanzadas y asimismo mostrarles a las empresas que costos competitivos y alta calidad se puede implementar una estrategia omnicanal eficaz, segura y con objetivos de fidelización de sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.